Inmaculada A. (Falena)

Me llamo,Inmaculada, soy licenciada en derecho y trabajo en Valencia, ciudad que me vió nacer y crecer.
Una preciosa tierra a orillas del Turia, donde se mezcla el colorido de las flores, el olor a pólvora, y el calor de sus gentes.
Mi vida se centra en mi familia, fundamentalmente en mis dos hijos, cuyos motores me mueven cada día.
Dos personas ya adultas con las que comparto criterios, pensamientos, ideas y cariño, mi trabajo, en el que tengo la suerte de contar con excelentes compañeros, y mis amigos, con los que intercambio puntos de vista, opiniones, lealtad y solidaridad.
También disfruto con la música, la lectura y el deporte.
Gracias a la insistencia de un buen amigo mío, ya que era reacia a ello, me introduje en este medio.
En él y tras visitar muchos portales, foros, chats y demás, he podido comprobar, por un lado, el positivo, la información contenida, la cantidad de amigos que se pueden llegar a hacer, entablando una amistad más allá de la puramente cibernética, pero por otro, la soledad, el
hastío y la desesperanza de quienes se adentran en este mundo para compartir sus horas, sus sentimientos, sus soledades, sus tristezas.
Por estos últimos, comencé a escribir estas líneas, ya que el positivismo forma parte de mi existencia, lo que cada mañana al despertar me mueve a seguir hacia adelante;
Unas veces con mucha alegría, otras con menos, pero eso sí, con una gran dosis de confianza y de fé, ya que ante cualquier obstáculo, estoy convencida de que cuando una puerta se cierra una o más ventanas se abren, y, estas con una luz mucho más clara que la que quedó atrás.
La vida está llena de cosas bonitas, pero en ocasiones sucede que algo nos paraliza, nos detiene y, es entonces cuando con coraje, empuje y afán de proseguir, debemos
encontrarnos firmes, por eso titulé esta página como "una ventana abierta".
Esta me gustaría que fuera un canto a la esperanza, especialmente para quienes su motor ha dejado de funcionar, para los que se encuentran paralizados, para todos aquellos a los que la vida les ha quitado la sonrisa de su rostro, para los que la miseria, la falta de trabajo o
cualquier sinsabor más ha amortecido y minimizado su forma de ser y de estar.
Para todos ellos mi cariño y mi amistad.
Tal vez sea tan poco que ni siquiera terminéis de leer estos párrafos, pero si después de hacerlo, he conseguido el esbozo de una sonrisa, habrá valido la pena.
Y yo, si me entero, esbozaré, en ese momento, otra.
Inmaculada


Si Yo Fuera Realmente una Mariposa

Si yo fuera realmente una mariposa
volaría con alas de angel
llegaría hasta tí
me posaría en tu hombro
y allí me detendria.

Pediría, sin duda, tu sonrisa
el susurro intimo de tus palabras
las caricias de tus manos
el sentir de tu piel.

Pero solo soy muñeco de una fantasía
que ilumina sus noches con grandes ensueños
que se acerca silencioso para que no le vean
ni le sientan acercarse hacia nadie.

Si yo fuera realmente una mariposa
no estaria aquí sino a tu lado
contemplando horizontes claros,
vigilantes pasos inseguros,
acompañandote en tus noches oscuras.

Si yo fuera así, realmente una mariposa
percibiría el olor de las flores
de los campos verdes
de los lirios frescos.

Pero solo soy muñeco de una fantasía
que vive de ella y agranda sus magias,
que solo pretende que rias
pues la vida ya trae sufrimientos
y por ello que enciendas tu risa
hacia aquellos que un dia la perdieron

Como no soy, realmente una mariposa
sino solo muñeco de una fantasía
hoy, te pido sonrisa, no lágrimas
alegrar y alejar tus tristezas
y que juntos brindemos por ello
ofreciendo la nuestra.

 

Una Tarde Cualquiera

Paseaba por el parque
tan tranquila la otra tarde
cuando se acercó una moza
con encarado semblante

Ella traia un encargo
dice venia de lejos
miedo me daba escucharla
pero me detuve al tanto

Me dijo que ya era tuya
que de lo nuestro ya nada
y yo mirandola fijo
no queria escuchar sus palabras

Por eso a tí te pregunto
si es cierto lo que me dijo
que si en el parque os encuentro
media vuelta y a otro lado

No traia buena cara
eso me hizo mal pensar
pues si fuera ya tan tuya
sonreiria y nada más

Por eso dudo de ella
de sus palabras también
no sea que lo que quiera
es que me aleje sin más

No pienso hacerlo hasta entonces
hasta escucharlo de tí
pues si hiciera caso de ella
pronto te apartaria de mí

Así que puedes decirle
no trate de sembrar dolor
que mi confianza es grande
y siempre confié en tu amor.

 

No Digas Nada

Dejalo así
tal como está
que solo la mirada
descubra más allá

Deja a la gente
que calle ya
que nada diga
de esta verdad

Tal vez un dia
podamos gritar
al mundo entero
lo que hoy ya hay

Calla
No digas más
que no interrumpan
que nos dejen en paz

En este silencio
pocas palabras habrán
pero mejor ahora
que lo rompan de más

No digas nada
que nos dejen en paz
que vivamos de nuevo
esta nuestra realidad.

 

http://www.falena.net/

Valencia/Espanha

 

 

Música: A little night music, by Enya

 

 

Voltar Menu

 

Art by Ligi@Tomarchio®